bicicleta

Esta es la crónica de un pedal que no pudo pedalear. Un vistazo a una falta de previsión que desembocó en una experiencia que refuerza la bondad del ser humano. Un simple suceso que me incrementa el gusto de andar en bicicleta.

Amo mi bici y amo comer. ¿Quieres conocer lugares donde haya buena comida y puedas llegar pedaleando? Estás en el lugar correcto.

Cada día veo más carros en Guayaquil y junto a eso, los pitos innecesarios, el caos, los gritos, el estrés, la mala sangre y las caras largas.

Pronunciamiento generado desde la comunidad ciclista para las autoridades de Guayaquil

¿Qué pasa cuando me encuentro con el tráfico vehícular en la ciudad? Simple, sonrío y me divierto contando cuantos autos dejo tras de mi.

Páginas