A-A+

Me resultó fácil expresar en casa un “ya vengo, voy a pedalear…”, porque no me atreví a decir el destino de aquella pedaleada, y de hecho tampoco lo sabía. Esperanzado en llegar hasta donde me den mis ganas, mis tres billetes de 20dlres y una que otra moneda. J.Luis con su maleta inseparable, Fernando con sus las alforjas nuevas y yo con mi parrilla de estreno, listo para mis primeros kilómetros grapado.

El día martes 3 de julio un grupo de 8 ciclistas fuimos al 507. Es un cerro que está ubicado a unos 300 metros de la gasolinera Mobil, por la Urbanización Torres del Salado, y 1 km hasta el fondo. Lo interesante es que el paseo lo hicimos por la noche, de luna llena, lo cual facilita nuestra visión en el ascenso. Pero lamentablemente aquella noche el cielo estaba nublado, así que sólo contamos con nuestras luces de casco y de la bicicleta.

Suscribirse a aventura