A-A+

Impulsando un mejor estilo de vida desde la empresa

Empresa MegaplastDurante el tiempo en el que hemos visto crecer el movimiento ciclista dentro de la ciudad hemos conocido muchas personas, cada uno con su razón personal para llegar a querer compartir su alegría al usar la bici, ya sea como medio de transporte, como deporte o tan sólo como un hobbie que es más divertido cuando se comparte.

Parte de esas personas nos cuentan hoy una historia que esperamos logre motivar a otros más a seguir su ejemplo. Nos transportamos hasta la zona industrial de la ciudad en la vía a Daule para conocer un poco más sobre la historia de la empresa Megaplast y el cambio que están generando.

Al llegar a sus oficinas nos recibió la Sra. Beatriz Chiang, una mujer que comparte su tiempo como empresaria con su familia y también su pasión por el ciclismo, lo cual no duda en demostrarlo a propios y extraños. Luego de poco tuvimos el gusto de saludar al otro apasionado de la familia, a Jorge Plúas o JP como lo conocen en general entre los amigos.

Mientras comenzábamos una conversación en la que nos contaban anécdotas sobre su experiencia como ciclistas en Guayaquil, de como prefieren moverse en bici cuando el tiempo se lo permite y que más de uno que se han cruzado por la calle ha llegado a tener el concepto errado de que si te mueves en bici es porque "no tienes para un carro". La Sra. Beatriz nos contaba que había tenido la oportunidad de viajar a Europa y poder ver cómo en varias ciudades desarrolladas de lo que los medios definen como primer mundo en lugar de ver a la bicicleta como un pasatiempo se lo considera la el eje principal de la movilidad y como el medio para tener un mejor estilo de vida, más sano y económicamente viable.

Pasando esta experiencia a lo que es su día a día como empresarios pensaron en lo que esperan sea un proyecto que les ayude a mejorar el nivel de vida de sus empleados, para entender esto necesitamos conocer un poco más sobre la empresa.

Megaplast fue constituida legalmente en el año 1996 y se dedica a la distribución de productos de ferretería al por mayor. Cuenta con 22 empleados, sin incluir asesores y personas de servicios prestados. Del personal de la empresa, buena parte (10 de ellos) se dedican a las labores de distribución, entre chóferes y oficiales, cuyas edades van desde los 25 a los 53 años.

Uno de los problemas con los que se encontraron en su plantilla era el ausentismo por enfermedad que a medida que pasaba el tiempo se iba volviendo más frecuente, en el caso de los choferes normalmente deben pasar la mayor parte del tiempo sentados y alimentarse en algún lugar que tengan disponible en el camino o en su destino (ellos deben hacer recorridos que los llevan fuera de la ciudad). Otro problema que comenzaron a notar es que a medida que ha pasado el tiempo los empleados fueron ganando peso y teniendo complicaciones de salud asociados que van desde colesterol alto, hasta dolencias en articulaciones y espalda.

Fruto de las experiencias personales se decidió proponer un cambio para los empleados, darles la oportunidad de que tengan la opción de moverse en bicicleta al trabajo, dotándoles de un parqueadero apropiado para las bicis, acondicionando duchas en la empresa y se hizo la propuesta de que quienes accedan a moverse en bici tengan un beneficio adicional de recibir 40 dólares durante los 3 primeros meses para que puedan darle mantenimiento a sus bicicletas y esto a la vez funciona como un incentivo.

Parqueadero de bicicletas instalado en MegaPlast Parqueadero de bicicletas instalado en MegaPlast

En un principio la respuesta se hizo esperar, el primer temor que se les cruzó por la cabeza es el de enfrentar el tráfico en bicicleta, el tiempo que se iban a tardar, el no haber usado una bici en muchos años e inclusive el que algunos de ellos no tuvieran una bicicleta disponible.  Una de las personas que se convirtió en agente de cambio fue el mensajero en este caso, una persona que antes de fungir las labores de mensajero había sido un oficial dentro de la empresa, pero que por su edad ya no podía seguir realizando las mismas tareas.

 

Se puede decir que él fue el primer "experimento", al proponerle que use la bicicleta para realizar los recorridos a los diferentes lugares donde debía ir.  Comenzó con recelo y temor, inició en los lugares cercanos, luego pasó a hacer recorridos más largos y actualmente se mueve todos los días y a todo lugar.  Cambió de utilizar la bici sólo por necesidad a hacerlo por disfrute, tanto así que ahora prefiere moverse en la bicicleta que tomar la metrovía para regresar a su casa.

 

Luego de un tiempo de pensarlo y conversar entre ellos, 17 de los empleados decidieron decir que sí, que querían dar un paso adelante y hacer el cambio, a cada uno de ellos se les entregó una bicicleta con luces, cadena y candado para asegurarla, reflectivos, casco y su nombre a un costado de la bici.  Para entregarles la bici se firmó un acuerdo básico en el que se les pedía algo simple, que participen al menos una vez al mes pedaleando por la ciudad, el costo completo de las bicicletas y sus accesorios es cubierto por la compañía.

Entrega de BicicletasDe todo el grupo de los nuevos ciclistas, dos son mujeres, salen desde varios sectores de la ciudad hacia su trabajo la cooperativa Balerio Estacio, Pascuales, Mapasingue, Prosperina,  Nueva Prosperina y el Batallón del suburbio.

Para la empresa realmente no es un gasto, sino una inversión en la salud de sus empleados, en su estado físico y porqué no, en volver a dibujar la sonrisa de cuando montaron una bici por primera vez.

Un punto importante que nos recordaron tanto Beatriz como Jorge, es que sin compromiso de los directivos no se puede lograr nada de esto, hay que poner el ejemplo para poder guiar y convertirnos en agentes de cambio.

 

Esperamos que este esfuerzo rinda frutos en el corto plazo y pronto podamos contar muchas más historias como esta dentro de la ciudad.

 

La pasión se convierte en una fuerza cuando halla salida en el trabajo de nuestro brazo, la habilidad de nuestra mano o la actividad creadora de nuestro espíritu."
George Eliot

4 Comments

Imagen de Jose Miguel Leon Freire
Muy buena y emprendedora la iniciativa de la Sra. Beatriz Chiang en darles a sus empleados una bicicleta como medio de locomoción. Imaginemos lo siguiente: ¿Como seria nuestra ciudad o nuestro país, si todas o la mayoría de las empresas publicas y privadas tomaran esta misma iniciativa? Es fácil imaginar los resultados. Gente mucho mas saludable. Un aire mucho mas puro y respirable que el que tenemos ahora. La circulación de vehículos se tornaría mucho mas expedita por las calles de la ciudad. Es obvio que esta iniciativa debe ser también coordinada con los gobiernos seccionales en lo relacionado a las zonas exclusivas para circulación de bicicletas. Sobre este tema se puede conversar y planificar cosas muy productivas y beneficiosas para todos.
Imagen de mario peñafiel
Buena iniciativa por los gerentes de la industria al poder facilitar bicicletas a sus empleados y saber que ya hay cada vez mas ciclistas por las calles de Guayaquil Saludos a Todos (Y)
Imagen de cortega
Efectivamente José Miguel, la idea de esta publicación es incentivar a mas compañías a tomar la iniciativa para un cambio en nuestra ciudad. Sigamos difundiendo y no dejemos de sonar, Guayauil se merece una "vuelta de timón". Saludos
Imagen de Ricardo Rosado
Saludos Me gustaría poder contactarles para desarrollar una actividad de promocion de estilos de vida saludables en mi institucion

Leave a Reply

To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si Ud. es una persona o una máquina para evitar el envío de Spam.
5 + 4 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.