A-A+

Empresa MegaplastDurante el tiempo en el que hemos visto crecer el movimiento ciclista dentro de la ciudad hemos conocido muchas personas, cada uno con su razón personal para llegar a querer compartir su alegría al usar la bici, ya sea como medio de transporte, como deporte o tan sólo como un hobbie que es más divertido cuando se comparte.

Muchas veces al encontrarme con algún amigo o amiga me dicen: "Me gustaría salir a pedalear, pero no tengo bici o sólo tengo mi bici vieja guardada".  Es común que haya siempre en casa una bici que por alguna razón dejamos olvidada en algún lugar del garaje o en alguna bodega, durmiendo hasta ver si algún día nos animamos a montarnos de nuevo en ella y salir a recorrer nuestra ciudad.   Hace un tiempo una amiga se me acercó con una propuesta entretenida, tratar de resucitar una bici olvidada y hacerla más cómoda.